La historia del proceso canónico que llevó a Brochero a los altares

3
La historia del proceso canónico que llevó a Brochero a los altares

Próximos a celebrar la beatificación del Cura Gaucho, dialogamos con la perito oficial de la causa, Liliana De Denaro, para repasar los mojones y los colaboradores -algunos de los cuales ya están en la Casa del Padre– del largo y sacrificado proceso canónico que puso a Brochero en los altares de lafe de los argentinos.

El próximo 14 de septiembre, Córdoba toda y en especial Traslasierra, vivirá una fiesta histórica con la beatificación de José Gabriel del Rosario Brochero, un sacerdote ejemplar que, además de cariño y devoción, se ganó un lugar en el corazón y en la fe del pueblo argentino.

Mientras en la diócesis de Cruz del Eje ultiman los detalles de lo que será una convocatoria multitudinaria en la Villa que lleva su nombre, el Periódico Encuentro hizo un viaje al pasado lejano –y no tan lejano–, para homenajear a las personas sin cuyo trabajo y esfuerzo, la beatificación no se hubiese concretado.

¿Cómo fue el proceso que recorrió la causa canónica del Cura cordobés hasta llegar a los altares? ¿Quiénes fueron las personas que, de distintas maneras, colaboraron para que avanzara?

Para responder estas preguntas entrevistamos a Liliana De Denaro, museóloga, experta en historia y perito oficial en la causa de beatificación. “Ser parte de este proceso –señaló De Denaro– fue algo que al principio no me esperaba, a pesar de que yo ya había realizado trabajos de este tipo como el armado del archivo de los jesuitas, y la ‘repatriación’ de los restos de uno obispo para el Arzobispado de Córdoba, por ejemplo”.

En una charla amena, Liliana relató cómo se fueron dando las cosas en el caso Brochero, y reconoció que el cardenal Raúl Francisco Primatesta, el fallecido arzobispo emérito de Córdoba, fue uno de los que más hizo por la causa. “El Cardenal siempre admiró la figura de Brochero, a quien consideraba como el ‘Santo Cura de Ars de la Argentina’”, en referencia al patrono de los párrocos san Juan María Vianney.

En la “pre-historia” de la causa formal hubo varias personas que trabajaron para difundir la vida ejemplar del Cura. Un símbolo de esa “colaboración” es el padre Luis Denardi, quien con más de 90 años encima, podrá pronto ver a “su” Brochero en los altares. Fue Primatesta, precisamente, quien le comentó a quien era su confesor, el padre Sojo (sacerdote jesuita también ya fallecido, que estuvo muchos años en Córdoba), acerca de su inquietud porque avanzara la causa de beatificación; pero, de manera paralela, la preocupación porque no contaba con gente dedicada al tema. Liliana De Denaro fue contactada por el confesor del Cardenal, y se le propuso la tarea de llevar a cabo una biografía documentada para ser presentada en El Vaticano, lo que se conoce como “positio” en latín.

Se suman colaboradores

Una vez que De Denaro aceptó, Primatesta convocó al padre Carlos Heredia (doctor en derecho canónico fallecido tempranamente en agosto de 2002), que hizo una especialización sobre este tipo de procesos en Roma. Corría el año 1989 y Heredia pospuso su tesis final para sumarse al equipo de trabajo.

Una vez hecho el juramento (ceremonia donde se guarda fidelidad a la tarea encomendada), De Denado y Heredia fueron nombrados depositarios de cajas con documentos que, en parte, habían sido recopilados por el Instituto Brocheriano dirigido por entonces por el padre Aguirre López con la colaboración de otros historiadores.

Esa entidad había reunido una buena cantidad de información pero sin clasificarla: “No había una unidad temática de los documentos. La actividad de Brochero había sido tan amplia como difusa, también, por lo que había que investigar a fondo por si aparecía algún dato nuevo tanto positivo como negativo”, relató la experta.

Estuvo a cargo de toda la parte histórica, por lo que investigó, además, sobre los caminos, las obras de infraestructura; consultó a Catastro, a los Archivos de los gobiernos Provincial y Nacional; a Vialidad, a la Cámara de Diputados y al Senado, por las leyes que se aprobaban para las diferentes construcciones realizadas por gestiones del Cura Brochero.

Por su parte, el padre Heredia se focalizó en la documentación periodística, pues no sólo era necesario saber quién era y qué había hecho Brochero en su vida, sino, también, qué semblanza había formado la prensa y la opinión pública sobre él.

Este proceso, que se inició en 1989, llevó varios años y recién finalizó en 1996 con la “positio”, un documento de dos tomos que fue presentado en El Vaticano como parte de la causa, y que aprobado por unanimidad, sin correcciones y a primera intención. Con ese paso, el Padre Brochero se convirtió en “Venerable”. Comenzó así otra instancia: la de localizar posibles milagros que le eran atribuídos a su intercesión. Para poder investigarlos, fue necesario contar con el material aportado por la “positio”, para contextualizar y comprender mejor la figura del candidato. A pesar de que en ese tiempo De Denaro y Heredia fueron los obreros más involucrados en la tarea, hubo muchas personas que colaboraron aportando datos, o bien participando de los encuentros sacerdotales que tuvieron lugar para profundizar en la figura del Cura. Siempre trabajaron a la par del entonces postulador residente en Roma, el sacerdote jesuita Peter Gumpel.

 

Decisión papal

Fue gracias a un decreto del papa Juan Pablo II que la causa pudo avanzar unos cuantos tramos. De Denaro explicó: “Como a Roma se presentan causas de todo el mundo, a la de Brochero se le asignó un número (como de expediente). Pero por entonces Juan Pablo II había dispuesto que toda aquella causa que presentara un posible milagro y no corriera riesgo de estancarse, tuviera prioridad. Por esa razón se acortó el tiempo de estudio de la “positio”, pues se sabía de posibles milagros por intercesión del Cura.

En los años siguientes dejaron este mundo el padre Heredia y el Cardenal Primatesta. Pero su trabajo fue continuado por De Denaro, por el padre Dante Simón, con el nuevo vicepostulador Julio Merediz SJ; siempre con el apoyo de Monseñor Carlos Ñáñez. En los últimos años, con la asunción de monseñor Santiago Olivera en la diócesis de Cruz del Eje, la causa tomó un renovado impulso pues la tomó como una prioridad pastoral. Para eso contó con el apoyo incondicional de Ñáñez. Se tomaron nuevas decisiones.

Entre ellas, la de reasignar el proceso a un nuevo postulador residente en Roma, la doctora María Correale. Monseñor Olivera animó la creación del centro de estudios brocherianos que continúa con los trabajos de investigación y alberga toda la investigación llevada a cabo por De Denaro y que, van viendo la luz en forma de libros y documentos publicados para que la figura del padre Brochero vaya siendo cada vez más familiar. La investigación del milagro obrado en el niño Nicolás López, quien sobrevivió y se recuperó milagrosamente de un accidente tremendo, también sumó colaboraciones más que valiosas.

Una travesía apasionante que hoy culmina con el reconocimiento de la santidad del sacerdote cordobés. Para mayor gloria de Dios y felicidad de sus devotos.

 

CEREMONIA

200.000 -SERÁN LAS HOSTIAS QUE SE NECESITARÁN PARA LA MISA DE BEATIFICACIÓN DEL CURA JOSÉ GABRIEL BROCHERO.

 

1.000 -SERÁN LOS MINISTROS DE LA EUCARISTÍA ENCARGADOS DE DISTRIBUIR LAS HOSTIAS EN LA CELEBRACIÓN.

 

3 AM -A ESA HORA SE HABILITARÁ EL INGRESO AL PREDIO DONDE TENDRÁ LUGAR LA CEREMONIA, EL SÁBADO 14 DE SEPTIEMBRE. LAS UBICACIONES SERÁN POR ORDEN DE LLEGADA.

 

700 -METROS AL OESTE DE LA PLAZA PRINCIPAL DE VILLA CURA BROCHERO SE ERIGIRÁ EL ALTAR, DONDE TENDRÁ LUGAR LA BEATIFICACIÓN.

 

Fuente: Comisión organizadora de la Beatificación del Cura Brochero.

 

 

Personas que intervinieron en la causa de beatificación

Cardenal Raúl Francisco Primatesta (ya fallecido):

Fue el principal impulsor de la causa, como arzobispo de Córdoba hasta su jubilación. El Episcopado argentino ya había expresado su intención en 1963. A pesar de los años desde la primera presentación en 1974, fue en 1989 cuando el Cardenal convocó a una nueva investigación y ordenamiento de todo el material histórico.

 

Liliana De Denaro:

Museóloga, historiadora, perito oficial de la causa de beatificación de Brochero. Llevó a cabo la investigación para la elaboración de la “positio”, una biografía documentada. Entre otras publicaciones se destaca su intensa bibliografía sobre el árbol genealógico de la familia Brochero, como también sobre la vida y obra del inminente beato.

 

Padre Carlos Heredia:

Sacerdote cordobés fallecido en agosto de 2002. Formó parte del equipo de trabajo que elaboró la “positio” junto con De Denaro. Se especializó en la recopilación de artículos periodísticos publicados sobre el beato para así conformar la semblanza del Padre Brochero según la prensa.

 

Monseñor Santiago Olivera:

Desde que asumió como pastor al frente de la Diócesis de Cruz del Eje le dio un fuerte impulso a la causa de beatificación. Creó el Centro de Estudios Brocherianos. Entre sus prioridades pastorales se encuentra el fomento de la devoción por el Cura Gaucho.

 

Monseñor Carlos Ñáñez:

Al frente de la Arquidiócesis de Córdoba, ha colaborado con el proceso de beatificación, sobre todo en coordinación con monseñor Olivera. Apoyó en forma incondicional los esfuerzos de los distintos actores involucrados para que la causa pudiera llegar a buen puerto.

 

Cantidad de Artículos : 533

Comentarios (3)

  • María Teresita Gudiño

    Buenas noches, muy feliz en los momentos previos a la beatificación del Gran Curita Brochero.-
    Si Dios lo permite viajaremos con mi esposo para participar en las ceremonias del día sábado y domingo en la Villa de traslasierra … su tierra por adopción y designio del Señor.-
    Si fuera posible me gustaría contactarme con la Sra. Liliana de Denaro, autora del libro de la familia del Curita Brochero, debido que nuestro padre ( nacido en San Rosa de Río Primero en 1912 ) nos dejó su árbol genealógico armado, en el cual figura la familia Brochero, ( Bertolina Brochero).-
    Según parece podría ser en la línea de nuestra abuela paterna.-
    Papá – ferviente católico practicante- estuvo muy unido a la causa del Curita, manteniendo fluida correspondencia hasta su muerte, acaecida el 04 de Marzo de 1984.-
    Esperando, si fuera posible, una respuesta a mi comentario, saludo muy atte..-

    Responder
  • Enrique Gabriel Ardiles

    Primero paso a presentarme yo Enrique Gabriel Ardiles soy hijo de Hipolito Ardiles Vaca y de Manuela Jorgelina Leonides Brochero Brochero mis abuelos maternos familiares ambos de Jose Gabriel Brochero son Ceferino R Brochero Brochero hijo de Federico Brochero Garcia (mi bisabuelo primo hermano del cura) y de Manuela Brochero; y Maria Elisa Brochero Carballo hija de Juan Ventura Brochero Garcia (mi otro bisabuelo materno tambien primo hermano del cura y hermano de Federicho ambos hijos de Rita Garcia y Juan Inocencio Brochero Mansilla hermano del padre del cura),
    Queria comentar que me siento muy orgulloso de esta beatificacion, pero sobre todo del enorme esfuerzo, entrega desmedida y el ejemplo que fue este hombre herramienta de Dios, el sera un ejemplo de vida a seguir.
    Por ultimo me gustaria que la señora de Denaro se comunicase con mi tia Elisa Brochero de Santa Rosa de Rio Primero para profundizar sobre la familia del cura, ella tiene mucha informacion,

    Responder

Deja tu comentario

'

© 2012 Diseñado por Creare , Desarrollado por Darandú

Scroll to top