Córdoba marchó a favor de la vida

0
Córdoba marchó a favor de la vida

La cita estaba prevista para un domingo a la tarde. Las redes sociales y las buenas intenciones jugaron sus cartas “invitando” a participar de un evento que, desde la mirada de los escépticos y los abanderados de la legalización del aborto, estaba condenada a ser un cuasi fracaso. Si no se hace lío un día laborable, si no se cortan calles, si no se pintan las paredes con leyendas agresivas, si no se entonan cantos ofensivos ¿qué se espera conseguir con solo salir a marchar? Y sin embargo la respuesta a la convocatoria debió dejar a más de uno con la boca abierta, pues casi 100 mil personas se dieron cita, el pasado domingo 25 de Marzo, día del Niño por nacer, para decir “Sí” a la vida.

La marcha estaba prevista para las 17, pero ya desde las 16:30hs, las calles de la ciudad comenzaron a vestirse de carteles, globos, niños, adultos, jóvenes y abuelos. Llevar una bandera argentina era el pedido que circuló en las redes.

De manera puntual, la gente comenzó a marchar mientras cantaba y aplaudía. El paisaje contenía familias, mates compartidos, conversaciones amenas, padres llevando a sus pequeños en cochecitos, niños con mochilas características de su infancia, jóvenes animados, periodistas que hacían su trabajo sorprendidos, algunos, de la masividad presente; adultos mayores con sus bastones de apoyo; médicos junto a sus familias, en un claro mensaje a favor de la vida; policías atentos a cualquier eventualidad pero confiados ante el pacifismo de los participantes; vecinos que se asomaban desde sus balcones y otros tantos que miraban desde lejos. La ciudad capitalina se hizo eco de la consigna Toda Vida Vale en una tarde soleada en la que se respiraba alegría por encontrarse con otros y que se podría resumir en el comentario de un vecino muy emocionado: “Dicen que somos tantos que ocupamos más de diez cuadras”.

“Sin partidos políticos ni colores religiosos le decimos sí a la vida” fueron algunas de las consignas que se escucharon de parte de los organizadores. El punto de encuentro final fue un escenario levantado frente a la ex plaza Vélez Sarsfield. Allí se aguardaba la llegada de la interminable caravana de hombres y mujeres que no cesaban de cantar ni pronunciarse con respeto: “Sí a la vida, la vida de los dos”, rezaba uno de los cantos que era acompañado por el alegre repiquetear de tambores. Entre los oradores se escucharon las voces del pastor Carlos Belart, el Dr. Eduardo Cubertino y la entrañable Doña Jovita, entre otros. Desde diferentes puntos de vista explicaron por qué es imprescindible defender la vida humana desde la concepción.

Uno de los momentos más significativos tuvo lugar cuando se propuso a todos los presentes entonar las estrofas del Himno Nacional. Inclusive aquellos que permanecían ajenos a los vaivenes de la marcha y estaban disfrutando de una merienda en bares cercanos al lugar se pusieron de pie y entonaron, en un clima de profundo respeto, la canción patria. Fuentes policiales confirmaron al periódico Encuentro que la jornada se desarrolló “muy bien”, “sin infiltrados” y con “un clima familiar” muy tranquilo

Balance positivo
Desde la organización, manifestaron su sorpresa ante la masiva convocatoria que tuvo el evento teniendo en cuenta que se trataba de un día no laborable, preferentemente dedicado al descanso y la familia y en el marco del inicio de la Semana Santa. El año pasado fueron alrededor de 600 personas las que participaron. Pero, a diferencia de entonces, lo que movilizó a los cordobeses a salir el pasado domingo fue el debate sobre la despenalización del aborto que se instaló en la agenda argentina. Es por ello que “resultó muy significativo” que más de 50 mil personas (100 mil, aventuraban algunos) se sumaran a esta iniciativa. En consonancia con la respuesta del pueblo cordobés, los organizadores dejaron entrever que están intentando conformar un Comité Provincial Pro-Vida.
Alrededor de las 19 todos los presentes cantaron alegremente “Celebra la vida”, del cantautor argentino Axel. Y después, de a poco, comenzaron a retirarse de manera tranquila con la alegría de haber ejercido un derecho: el de expresarse libremente, y con el compromiso de trabajar para que otras personas puedan ejercer un derecho más fundamental aún, el de vivir.
Una de las asistentes, la hermana Dorosía, expresó: “Vine porque toda persona humana tiene derecho a vivir, porque el derecho a la vida es fundamental para el desarrollo de todos los otros derechos humanos. Creo que es importante que reflexionemos que no es necesario elegir cuando se puede tener la vida de la madre y la vida del hijo”. ■

Cantidad de Artículos : 575

Deja tu comentario

'

© 2012 Diseñado por Creare , Desarrollado por Darandú

Scroll to top