FRANCISCO, OPORTUNIDAD Y DESAFÍO

0
FRANCISCO, OPORTUNIDAD Y DESAFÍO

LIC. MÓNICA MOORE
ESPECIAL PARA ENCUENTRO

 

Un nuevo Papa siempre ofrece a la catequesis una ocasión más que especial para abordar el ministerio de Pedro como servicio de unidad y para redescubrir la misión de la Iglesia en el mundo. A los católicos argentinos, Francisco, muy particularmente, nos interpela y nos conmociona.  Este tiempo es muy propicio para contemplar sus gestos y palabras, que tanto están impactando al mundo, y para conocer su vida y su obra, que han dejado en él una impronta desde la cual podremos valorar su pontificado. Orar por Francisco, como él mismo pide insistentemente, es también, sin dudas, una vivencia en sí misma catequística. Este entusiasmo debe, sin embargo, enfrentarse a algunos desafíos, especialmente en la catequesis con adolescentes.

Por un lado, debemos asumir que muchos de ellos no están “enganchados” con el tema o nos harán planteos que están muy en sintonía con lo que escuchan en los medios o en las conversaciones con adultos, y que tienen que ver no sólo con las críticas que la Iglesia siempre recibe como institución sino, más en concreto, con los ataques lanzados por el kirchnerismo contra Bergoglio, un claro referente crítico del gobierno (campaña de desacreditación que después, por oportunismo, cambió repentinamente de tónica). Los objetivos de sembrar inquietud, sobre todo en quienes no están interiorizados de la cuestión, y de aguar la fiesta, seguramente fueron alcanzados en el espíritu de algunos jovencitos, aún en formación…

¿Qué actitud tomar como catequistas ante esta dimensión política del acontecimiento Francisco? Descartado, desde ya, el “de esto, chicos, no se habla”, tendremos que pensar estrategias que sean verdaderamente catequísticas, es decir, que basadas en la verdad, faciliten el encuentro con Jesús y susciten una respuesta personal y comprometida. Ante todo, creo que es fundamental entender que no podemos ni debemos asumir una actitud neutral, sobre todo cuando están en juego valores como la verdad, la justicia y la rectitud de intenciones; y porque es parte esencial del testimonio catequístico reflexionar estos hechos, ya que están en plena vinculación con el compromiso ciudadano de los cristianos, cometido que nos llama a asumir la Doctrina Social de la Iglesia

Otro aspecto que se presenta como una gran riqueza pero que a la vez requiere ser encauzado, es el poner tanto énfasis en la personalidad del Papa. Es lógico que la mirada de todos esté fija en él y que muchas expectativas y ansias de renovación y purificación estén depositadas en el rumbo que él le dé a la Iglesia. Necesitamos, por otra parte, testimonios vivos e impactantes de santidad. Pero tenemos siempre que insistir, sobre todo en este año de la fe, en que la Iglesia somos todos y que lo que escuchemos y veamos en Francisco es una invitación a que nuestro centro sea Jesús, y unidos en su amor, nos decidamos, por fin, a hacer realidad “una Iglesia pobre para los pobres”.

Cantidad de Artículos : 575

Deja tu comentario

'

© 2012 Diseñado por Creare , Desarrollado por Darandú

Scroll to top