Cuestionamientos al juez cordobés que avaló la maternidad subrogada

0
Cuestionamientos al juez cordobés que avaló la maternidad subrogada

Desde la asociación civil Portal de Belén, se cuestionó al juez de Familia Gabriel Tavip por homologar un convenio que autoriza a un matrimonio heterosexual a anotar como propio un niño que será gestado por una cuñada. El fallo se aparta del dictamen que emitió el Comité de Bioética del Poder Judicial de Córdoba.

El presidente de la asociación civil Portal de Belén, Rodrigo Agrelo, cuestionó el fallo dictado por el juez de Familia de la ciudad de Córdoba, Gabriel Tavip, que autoriza la maternidad subrogada, es decir, que un matrimonio pueda gestar un hijo en el vientre de otra mujer. Concretamente, el magistrado homologó un convenio que permite a un matrimonio heterosexual que reside en Córdoba para inscribir como hijo propio a un niño que será gestado por una cuñada.
En declaraciones radiales, Agrelo sostuvo que el juez Tavip hizo un “análisis adultocéntrico” del caso y perdió de vista interés superior del niño.  Aclaró que el Código Civil y Comercial, en su artículo 562, establece que aquellos niños que nacen a partir de técnicas de reproducción humana asistida son hijos de quien “lo da a luz”. Y enfatizó que “indudablemente” el tribunal se extralimitó y afectó la identidad del niño que va a existir, “porque todavía no ha sido engendrado ni implantado en el útero de esta tercera persona”.
“El juez no tenía margen para hacerlo, porque esto es materia de orden público. Por ejemplo, Ud. y yo no podríamos pactar sobre la libertad de un tercero, porque es materia de orden público, porque hace a la dignidad de la persona. Entonces, tampoco un matrimonio –que está sufriendo por la imposibilidad de tener un hijo, eso se entiende- puede pactar sobre la identidad de un tercero y el juez homologarlo. Porque el juez no tiene facultades para homologar eso, porque es una materia de orden público y no es disponible por las partes”, explicó el abogado en declaraciones a Cadena 3.

Rechazo social
Agrelo además sostuvo que la figura de maternidad subrogada tiene un alto rechazo social por parte de la mayoría de las personas que participaron de las audiencias públicas convocadas por la Comisión Bicameral durante la elaboración del proyecto de reforma del Código Civil y Comercial.
El abogado recordó que los legisladores hicieron una gira por todo el país para consultar a los ciudadanos acerca de las modificaciones que se llevarían a cabo en el Código y que durante estas audiencias “fue casi unánime el rechazo a esta figura en todas las provincias del país”. Según Agrelo, esta posibilidad fue eliminada del proyecto de ley por el “alto rechazo social que tenía”.
“El juez no puede crear la ley, debe interpretar la ley y aplicarla, pero no crearla”, insistió el titular de la ONG Portal de Belén.
También explicó que la Convención de los Derechos Humanos del Niño, en su artículo 7, sostiene que “no se le puede modificar al niño la identidad de origen”. Y planteó: “¿Qué pasa si esta señora se arrepiente, se quiere quedar con el bebé que gesta o lo quiere inscribir a su nombre? Se iniciaría un incidente de modificación del acuerdo homologado, entonces el niño tendría tres relaciones filiatorias, algo que está prohibido por el Código”.
“¿Podemos los seres humanos hacer todo lo que la ciencia alcanza en sus posibilidades o hay límites? Hay límites: la dignidad humana de la madre gestante que no puede ser una ‘cajita feliz’ y la del niño que no puede ser objeto de un acuerdo o de un contrato, porque las personas no somos medios sino que tenemos una dignidad intrínseca”, concluyó Agrelo.

Comité de ética
Si bien la presentación del matrimonio obtuvo el visto bueno del juez Tavip, en la misma resolución se admite que el Comité de Bioética del Poder Judicial de Córdoba emitó un dictamen adverso a la “gestación por sustitución” por las consecuencias que podría tener dicha práctica en el niño por nacer. Este órgano consultivo integrado por expertos de diferentes disciplinas insistió en la posiblidad de que el niño experimente “sentimientos de abandono” cuando sea separado de la madre portadora, una vez que finalice el período de lactancia.
Frente a esta objeción el juez Tavip argumentó: “Esta afirmación resulta altamente desvalorizante de otras formas de filiación y de modos de ahijar, entre las que se encuentra la adopción. Bajo esa premisa podríamos decir que los niños adoptados en sus primeros días de vida van a ser personas en las que se generarán sentimientos de abandono, y por tal motivo no permitir este tipo de filiación” (SIC).
Esta decisión jurisdiccional es la primera en su tipo que se dicta en la Justicia de Córdoba; sin embargo, en el país, ya son más de 20 los fallos que autorizaron gestaciones por sustitución, aunque casi todos ellos se referían a casos en que los embarazos ya estaban en curso o ya habían nacido los bebés. ■

Cantidad de Artículos : 548

Deja tu comentario

'

© 2012 Diseñado por Creare , Desarrollado por Darandú

Scroll to top